DagaMuten

Barcelona – Londres – Sevilla – Bruselas – Limerick – Leeds


Deja un comentario

I´m back!

DCIM100GOPROGOPR0628.

Atardecer en una de las playas de Cádiz.  Agosto 2016.

Ha pasado mucho tiempo desde que dejé de publicar en este blog. Concretamente han pasado más de dos años y medio desde la publicación de mi último post relacionado con la adicción a las bebidas carbonatadas. Ha sido toda una sorpresa el haber vuelto a entrar en él y ver la cantidad de comentarios que habéis dejado. Solo puedo daros las gracias y seguir apoyándoos en vuestra lucha por desintoxicaros de esas botellas con toneladas de azúcar.

Esta entrada podría considerarla como un reinicio hacia el que yo era hace unos cuatro años. Como un retorno a la escritura en mi tiempo libre. Como un -voy a decir y hacer lo que me dé la gana-. Como un organizador en el cajón desastre que siempre fue este blog desde sus inicios donde con el paso del tiempo llegué a borrar más de 100 entradas, eliminando incluso recuerdos y pensamientos del pasado, quedando un total de solamente seis de ellas. Si tengo que hacer un resumen de todo lo que ha ocurrido hasta hoy podría escribir una novela, así que creo que lo más recomendable será ir desmenuzándolo por capítulos.

Durante los últimos cuatro años he estado viviendo en Bélgica, Irlanda y el que ahora es mi actual hogar, Inglaterra. Después de perder el trabajo y caer en una depresión indescriptiblemente enorme comencé a conocer en mis propias entrañas los límites de mis propios límites. Vivir sin trabajo, sin dinero, sin ahorros y depender de tu familia para sobrevivir y sobrellevar la pesadilla de ser un cero a la izquierda para los organismos sociales, y por qué no decirlo, también para la gente que no es capaz de dejar de mirarse al ombligo.

Mientras luchaba contra mi mismo comencé a ver el lado negativo de inimaginables cosas. Me desconecté de todas las redes sociales menos de Twitter, el cual lo usaba ocasionalmente tras haber emigrado. Se me agotaba la paciencia con la gente demasiado deprisa y nunca tenía ganas de hacer cosas. Desconocía lo que era divertirse dejando atrás los problemas. No sabía desconectar ya que me sentía propiamente desconectado del mundo. Mientras, lo intentaba e intentaba pero seguía apagado de todo. Ahora mismo me cuesta mucho describir con exactitud toda aquella mezcla de rabia y frustración ya que me encuentro en el lado opuesto. A día de hoy me siento como con diez años menos tras haber dejado atrás la depresión más grande que he tenido nunca. No encuentro las palabras y los agradecimientos necesarios para describir la paciencia infinita y la fe, podríamos decir, que ha tenido mi pareja para saber llevarme durante esta larga etapa de oscuridad.

Actualmente llevo trabajando más de un año como recepcionista en un buen hotel. No es un trabajo complicado pero me desenvuelvo bastante bien a pesar de no dominar a la perfección el idioma todavía. Paperwork, paperwork.. Aquí estoy desempeñando una labor que sería impensable poder hacer en España si cuento como llegué a alcanzar, ascender y merecer mi puesto de trabajo actual en tan poco tiempo. Son tantas las diferencias en cuanto a calidad laboral que aunque de vez en cuando eche de menos mi ciudad natal esto hace que lo de volver esté cada vez más lejos.


44 comentarios

Reto: Razones para dejar la Coca-Cola: 18 meses después.

Ya han pasado 18 meses del último post haciendo referencia a mi particular lucha contra esa bebida carbonatada. Ha llovido mucho desde entonces pero puedo decir orgulloso que he logrado vencer la terrible adicción que tenía hacia ese jarabe negruzco cancerígeno. He tenido rachas bastante difíciles durante ciertos meses donde por estudios y problemas varios la ansiedad hacía que me pusiera ciego a Coca-Cola y a otras bebidas hermanas de ésta, como Pepsi y otras variantes de marca blanca debido a que aquello comencé a considerarlo realmente un lujo. Un lujo que envenenaba a mi organismo. Muchos y muchas que os habéis dejado caer por este blog en busca de testimonios milagrosos o de listados de propias consecuencias de lo que supone estar enganchado a estas bebidas, se que aún a día de hoy estáis peleando contra esa tentación. Esa tentación, esa droga que os llama, que os pudre los dientes, que os consume el calcio de vuestros huesos y que no podéis dejar de tomar porque vuestro cuerpo es más obediente que vuestra voluntad para evitarlo.

Claro que se puede dejar y cortar de raíz. Como he dicho, he tenido rachas bastante jodidas y tentaciones lujuriosas pero no hay nada mas poderoso que obligarse a decir NO. Cuando vuestro cuerpo da la alarma porque le falta cafeína y azucares os machacará hasta el infinito para poder conseguir esa dosis que os calme. Bebed agua, mucha agua, así comencé yo. Dicen, recomiendan beber al menos dos litros de agua al día. Lo que hacía era llenar una de esas botellas de dos litros de Coca-Cola con agua, hasta arriba. Cuando venía esa ansiedad de repente iba a la nevera y bebía de un solo trago todo lo que mi cuerpo aguantara. Llenaba el estómago de agua y me convencía de que había bebido Coca-Cola. Lo sé, nada que ver, pero con el tiempo me fui acostumbrando. En cuestión de varias semanas el vientre ya lo tenía completamente plano, más bien deshinchado en este caso. Seguí con la dinámica de alcanzar los dos litros de agua diarios día tras día hasta olvidarme completamente de ella. ¿Iba a cenar fuera? Agua. ¿Iba a una fiesta? Agua, o otras bebidas no carbonatadas ya que tampoco había que pasarse. Y así, poco a poco hasta preguntarte un día, ¿Cuanto tiempo llevo sin beberme una Coca-Cola? Bastante, mucho, ni lo sé ni me importa porque ya me siento bien. Te olvidas y se acabó. Y sobretodo te olvidarás de esos cambios de humor tan bruscos, esos que tú ya sabes.

En cuanto a las recaídas por azúcar y cafeína y en cuanto al plan de “solo con agua no basta”, había momentos en los que me podía llegar a beber varios litros de leche de una sentada, o exprimía varios limones o naranjas para mezclarlos con el agua de la botella y así notar que por lo menos bebía agua con sabor a algo. Recuerdo también que ni con los zumos de esas frutas mezclados con agua ni la leche me servían de desahogo y comencé a disolver pastillas efervescentes de vitamina C de sabores frutales para notar que pasaba por mi garganta algo con gas junto a algo de sabor mezclado con el agua. Recuerdo verme como un maldito yonki esperando que la pastilla se disolviera completamente dentro del vaso o la botella para aliviar esos picos de ansiedad tan brutales. Visto así realmente parecía un jodido drogadicto. Ahora me río compartiendo esto ya que es para mi una anécdota más.

Una vez prácticamente olvidada llegué a estar dos o tres meses sin beber ni una sola lata hasta que por cosas del destino saliendo por ahí a comer algo me plantaron una delante y pensé “esto ya está más que superado” y lo estaba, así que comí acompañado de 33cl de ese cáncer. Después de comer y durante la tarde no me vinieron ganas de tomarme otra en ningún momento, ni la recordaba. Fue por la noche cuando me acordé de aquella lata que bebí al medio día porque no podía conciliar el sueño fácilmente. Me había sentado igual que una bebida random con taurina cuando te la has tomado por qué si sin haber hecho ningún esfuerzo extra para quemarla, que también hay que ser tonto. No pegué ni puto ojo aquella noche. Después de aquello, escarmentado, seguí con el agua. Experimenté con el té más a menudo y con solo una taza de café aguantaba todo un día. A veces cae alguna una Fanta  que otra, no voy a mentir, pero de un año y medio atrás a hoy he aprendido a controlar el consumo de bebidas carbonatadas y a tachar de mi lista de la compra aquella obligada Coca-Cola tamaño familiar prácticamente diaria que me bebía en un abrir y cerrar de ojos. Quien dice Coca-Cola, dice Pepsi y bla bla bla.

Todo es cuestión de no escuchar los reclamos, de darte cuenta de que no te dará la felicidad como dicen sus estúpidos anuncios, sino que te la consumirá.


1 comentario

Reto: Razones para dejar la CocaCola – 22 días después.

Parece que fue ayer cuando me inflaba como un globo recuperando azucares que no perdía estando sentado en la silla del escritorio constantemente, echando barriga, creciéndome el culo como quien infla un globo. Veintidós días después de coquetear con la CocaCola unida a mi ansiedad, nerviosismo y otras variantes y de porque no decirlo en este post continuo, haber recaído durante varios días aferrándome a una botella de 2 litros pasados los primeros 11 días como si fuera oxígeno. Definitivamente ya no forma parte de mi consumo y dieta habituales a día de hoy. A muchos que estéis leyendo esto os parecerá una soberana gilipollez, pero depender de una droga es una desgracia (aún tengo el tabaco de liar en mi lista de cosas pendientes) así que no lo es, independientemente de la fuerza de voluntad que tengas y del factor de riesgo que admitas que tiene para ti químicos como estos en tu organismo. Herramientas de control sobre la población, una detrás de otra. Agua, agua y mas agua hasta eliminar cualquier resquicio o ápice de dependencia hacia esta bebida. Como consecuencia de esto, en dos semanas he perdido dos quilos, solamente eliminando el azúcar del organismo y quemando la grasa que este genera en el cuerpo. Reto conseguido.


1 comentario

Reto: Razones para dejar de tomar CocaCola – 11 días después.

Recuerdo que dije el 6 de Julio que definitivamente dejaba la CocaCola. La cosa fue mas o menos bien los primeros días hasta que.

Al cuarto día de no haber probado ni una gota de esta bebida caí de nuevo en la tentación por retornar a la droga. Solo duró varios días hasta que me calmé y desde el 16 de Julio no he vuelto a probar nada de nada. Caer en el equívoco de buscar un sustituto a la CocaCola es muy común, sobretodo si eliges otra bebida para desengancharte de la anterior. Es decir, optar por la cerveza quizás es aun peor, por el exceso y la ansiedad propiamente generadas y después la barriga que se te queda. Así que creo que nunca habré bebido tanta agua al día en mi vida y en ello estoy, esta vez en serio. Cuesta pero lo lograré. El tabaco, esto es otra historia.


2 comentarios

Reto: Razones para dejar de tomar Coca-Cola.

No es ficción, es adicción. Foto tomada de cuando vivía en el Raval. Bcn.

Desde hace ya un tiempo vengo diciéndome a mi mismo que ya está bien con los malos vicios. Aún fumo tabaco de liar, pretendo dejarlo pero debido a ciertos aspectos en muchas ocasiones aun la nicotina domina mi voluntad y me es difícil dejarlo de modo progresivo y aun menos del modo drástico. Mi pareja hace ya 1 año que ha dejado de fumar, de la noche a la mañana. Yo como buen novio aun sigo ahumándole la vida allá donde vamos y aun así pese a mi cazurrismo vence la tentación de manera ejemplar. Que paciencia que tiene, le voy a poner un piso. Quise comenzar con algo creo mas sencillo por ahora para mi y que sin duda alguna se ha convertido en un vicio, una verdadera droga con el paso de los años. La Coca-Cola. Esa bebida carbonatada con agua y azúcar en cantidades industriales que domina el mundo y a quienes la toman. Si, esa. Como consecuencia de estar en paro, aun moviéndome pero menos de lo que debería, y no como excusa del verano y que “cariño no me caben los pantalones” que también, decidí que era el momento de apartar esa mala costumbre de mi lado. Anoche, día 5 de Julio, fue mi ultimo coqueteo con esa bebida. Ahora, a ver lo que duro sin ella.

Sigue leyendo


13 comentarios

Critica al gameplay español y el intento de fama e ingresos por vídeos en Youtube.

Hace un tiempo escribí una opinión sobre como veía el gameplay español, pero en este artículo quiero hacer una reflexión acerca de como está evolucionando esta moda en cuanto a la subida de vídeos masivos se refiere y demás culebrones que rodean a este intento de negocio por parte de los novicios. Y cuidado con los siguientes párrafos ya que hablo desde el respeto hacia ellos, por ambas partes.

Me he encontrado muchos chavales de edad temprana entre los 10, 12, 15 años los cuales te llenan el time line de tu twitter de “visita mi canal de youtube, si te suscribes yo me suscribo”. Recuerdo que este spam solamente estaba basado hace un tiempo a los comentarios de videos o mismos perfiles de la página en cuestión, pero ahora se expande la pandemia. Digo pandemia aunque no lo considero del todo mal, son ilusiones de chavales que intentan de cualquier modo darse a conocer ¿Pero respecto a que quieren darse a conocer? Acceder a ver sus vídeos comentados en Youtube, los cuales un casi 90% podríamos agruparlos a partidas de Call of Duty.

Sigue leyendo


1 comentario

AMANECER DE LOS SONYERS – SERIE COMPLETA DISPONIBLE (Links válidos)

Antes de nada voy a comentarios brevemente de que se trata, porque para los que no me conozcáis todavía como es debido, después de estas lineas conoceréis una de mis facetas ocultas mas freaks, el uso y montaje de video con Loquendo, un popular sintetizador de voz que se puso y sigue muy de moda en Youtube. Estos vídeos tienen ya casi mas de 8 años, así que imaginad como estaba yo entonces con un Loquendo y solamente el Movie Maker en 2001. Gustó en tal medida que hasta descubrí que en sitios como en los foros de 3DJuegos o Ciudad Suricato entre otros, lo recomendaban y los comentaban.

Sigue leyendo